Edificios Europeos

¿Qué sabes sobre el rendimiento energético en edificios? Estudio Europeo

Hoy resumimos en el blog la investigación llevada a cabo por Buildings Performance Institute Europe (BPIE) sobre rendimiento energético en edificios. El estudio, realizado en 2012, consistió en una completa encuesta enviada a edificios de países europeos preguntando cuestiones legales, financieros y técnicos que afectaban a la gestión energética de los edificios.

Y es que la misión del Buildings Performance Institute Europe es mejorar el rendimiento energético de los edificios de la Unión Europea, reduciendo significativamente las emisiones de gases de efecto invernadero asociadas con el consumo energético en edificios.

El Rendimiento Energético en Edificios, país a país

 

Los países que participaron en la investigación fueron UE-27, Noruega y Suiza.

La tipología de edificios incluidos en el estudio fueron

  • casas unifamiliares y multifamiliares,
  • oficinas,
  • edificios educativos,
  • hospitales,
  • hoteles y restaurantes,
  • instalaciones deportivas y
  • edificios comerciales al por mayor y al por menor.

Para empezar, los 5 países con la población más alta en el continente son Alemania, Francia, el Reino Unido, Italia y España. Estos representan un 65% del espacio solar total, lo que son 24 billones de metros cuadrados para la UE-27.

La distribución de la superficie solar se divide en residencial (75%) y no residencial (25%). Con respecto al área de suelo residencial, hay una amplia variedad de casas unifamiliares y multifamiliares (son un 64% de la distribución total en este tipo de suelo), muy populares en Grecia, Irlanda, Noruega y el Reino Unido. Apartamentos y bloques de pisos son más comunes en Estonia, Letonia y España (representan el 36% de área solar residencial).

Por otro lado, el área de suelo no residencial tenida en cuenta en el estudio fue, principalmente, edificios para el comercio, ya sean al por mayor o al por menor, con un 28%. Seguidamente, se valoraron las oficinas con un 23%, los edificios educacionales como institutos, universidades y bibliotecas (con un 17%), hoteles y restaurantes (11%), hospitales (7%), instalaciones deportivas (4%) y otros edificios de ocio (11%).

Las condiciones de climatización en edificios comerciales difieren sustancialmente de otras categorías ya que tanto la refrigeración como la calefacción se usan con propósitos de almacenamiento. Las oficinas y escuelas, sin embargo, tienen condiciones similares a edificios residenciales.

Finalmente, hospitales e instalaciones deportivas tienen patrones de uso muy continuos que variarían dependiendo del nivel de servicio ofrecido.

Si nos centramos en el rendimiento energético de los edificios…

 

Está reconocido ampliamente que el sector de la construcción es un consumidor clave de energía en Europa. El consumo de energía en edificios de la UE-27, Noruega y Suiza desde 1990 ha mostrado dos tendencias básicas.

La primera, un incremento en el uso de electricidad y gas del 50%. Y, la segunda, una disminución en el uso del petróleo y combustibles sólidos del 27% y 75%, respectivamente.

En conjunto, el uso energético en edificios es una tendencia creciente con un aumento desde aproximadamente 400 Mtoe a 450 Mtoe (1 Megatoe = 11,630 millones MWh). Tendencia al crecimiento que es muy probable que continúe si no se toman suficientes acciones para mejorar el rendimiento energético de los edificios.

  • Los edificios residenciales abarcan el mayor segmento del stock de edificios europeos y son responsables de la mayoría del consumo energético en el sector (68%). Concretamente, la energía en viviendas se consume principalmente mediante la calefacción, la refrigeración, el agua caliente, la cocción y los electrodomésticos. También sabemos que en realidad la calefacción de espacios es el método final que usa energía más intensamente en hogares de la UE, y representa alrededor de un 70% de nuestro uso energético final total. En términos de tipos de energía, mientras el gas es el combustible más común en el Norte y Oeste de Europa, el uso más elevado de carbón se encuentra en el centro y Este de Europa, como por ejemplo en Polonia, y el petróleo es más famoso en el Sud de Europa, como España.
  • El uso de energía en el sector no residencial es complejo ya que usos finales -tales como la iluminación, ventilación, refrigeración y equipos informáticos- varían considerablemente de una categoría de edificio a otra. Durante los últimos 20 años en Europa, el consumo eléctrico en edificios no residenciales ha incrementado un 74% – lo cual es un porcentaje muy elevado. Esto se explica a través de los avances tecnológicos durante décadas. Sin embargo, ha habido un desplazamiento del petróleo y otros combustibles sólidos hacia el gas natural. La electricidad representa un 48% de energía en este sector y el gas, un 29%.La media del consumo energético no residencial fue estimado en 280 kWh por metro cuadrado (cubriendo todos los usos finales) siendo un 40% mayor que el valor equivalente para el sector residencial. Las proporciones del consumo energético para diferentes tipos de edificios son las siguientes: oficinas y edificios comerciales al por menor y al por mayor representan alrededor de un 50% de uso energético. Por otro lado, hospitales, hoteles y restaurantes representan una proporción relativamente pequeña respecto el consumo total (sobre el 28%). Finalmente, el 24% restante se refiere a las instalaciones educativas y deportivas.

 



Participar en la Encuesta





New Call-to-action