Políticas Energéticas España

20D: ¿y la Energía?

El próximo 20 de diciembre se celebrarán en España elecciones generales. Los ciudadanos elegiremos un nuevo parlamento que, según las encuestas, será el más repartido de la historia de la democracia.

Los partidos políticos tienen inmensos frentes abiertos: el paro, con unas cifras que son iguales a las de la entrada en la crisis; las reivindicaciones catalanas de independencia, los casos de corrupción en casi todas las rúbricas políticas, modelos de financiación…

Pero… ¿y la energía?


Cómo Ser un Mejor Gestor Energético o Facility Manager Guía Grauita
Al margen de todos estos problemas políticos, ¿qué pasa con la energía? ¿sabéis cuáles son las propuestas de cada partido para estos próximos cuatro años? ¿Cómo afectarán al sector los resultados de las elecciones del 20D?

elecciones-20d-energia

La Cuestión Energética en los Programas Electorales del 20D

Lo cierto es que todos los programas electorales incluyen varias propuestas y títulos independientes para el sector energético, que deberán traducirse, algún día en sus políticas energéticas. Repasemos algunas de las propuestas partido a partido:

Partido Popular

El Partido Popular ha sido el principal impulsor de medidas controvertidas para el sector en los últimos meses, como el Real Decreto 900/2015 que ha abierto la guerra por el autoconsumo solar. Quizá sea fruto de estas (y otras) decisiones que la energía haya tomado la relevancia que merece y sea un punto que todos los programas electorales de 2015 quieren destacar.

El programa energético del Partido Popular comienza destacando que, según el partido en el gobierno, los sectores energéticos que estaban en déficit ya no lo están, destacando en especial la reforma regulatoria del sector eléctrico.

En el apartado dedicado a la energía,  el PP anuncia como principales medidas:

  • La congelación de la parte de la factura eléctrica que corresponde al Gobierno
  • La bajada de impuestos en la generación eléctrica (medida que aseguran que abaratará las facturas, aunque es difícil creer que el mínimo margen que suponga sea trasladado por las grandes empresas al cliente final).
  • Impulsar las interconexiones eléctricas y de gas
  • Mantener la minería y las centrales nucleares como parte del mix de energías

Al mismo tiempo el partido promete una apuesta fuerte por las renovables (sin dar números ni medidas concretas) y el uso de biocombustibles en el sector público.

No es hasta llegar al punto de eficiencia energética cuando el PP se arriesga a hablar de números, prometiendo una inversión de 1.800 millones de euros en 4 años. Habla de rehabilitación de viviendas e impulso a los transportes privados sostenibles, también sin cifras.

Por último el Partido Popular se compromete a haber finalizado la implantación del contador electrónico en 2018. Una medida que de ser cierta podría ser interesante para cientos de empresas instaladoras, pero mucho más para los expertos en medición y control del uso energético. ¿Será la vía para crear más puestos de trabajo en el mercado de la eficiencia energética?

Podemos

Podemos propone en su programa electoral la creación de un Plan Nacional de Transición Energética, que se centra en:

  • Adopción progresiva de 100% energías verdes en Administraciones Públicas
  • Incluye un Plan Nacional de ahorro energético centrado en la eficiencia energética. Podemos propone rehabilitar 200.000 viviendas al año con mejoras que ahorren hasta el 80%.
  • El sector eléctrico centra gran parte del plan con medidas como:
    • la auditoría de costes
    • el fomento de “controles efectivos que impidan prácticas oligopólicas en el sistema eléctrico”
    • el protagonismo de las renovables como fuentes eléctricas

En los temas recientes más polémicos, el fracking y el autoconsumo (RD 900/2015) Podemos se muestra radicalmente en su contra, prometiendo un compromiso anti-fracking y la derogación del RD.

PSOE

El PSOE no dedica un epígrafe en su programa a la energía, diferencia notable con respecto al resto de programas electorales. Sin embargo, incluye las medidas energéticas dentro de su plan de reactivación económica, dando relevancia al sector a nivel macroeconómico.

El programa del PSOE cita la transición energética, con vistas a los compromisos internacionales de contaminación (en especial a los acuerdos de COP21 compromisos aún no cerrados en el momento de redacción del programa).

El PSOE es quizá el partido que se fija más plazos, sí, pero también los plazos más largos: 2050. El compromiso: no superar las 1,7 toneladas anuales de CO2e per cápita (actualmente se emiten 7,3).

El PSOE habla de conseguirlo “mejorando la eficiencia energética en un 2% anual” y “superando en 2030 el 70% de participación de las energías renovables en la generación eléctrica”. Objetivos loables, pero que hacen pensar en que, al ser tan a largo plazo, muchas de las posibles medidas que se puedan tomar en una legislatura de cuatro años para avanzar hacia ellos, se queden fuera del orden del día.

Para la rehabilitación energética de hogares se comprometen a rehabilitar 200.000 viviendas al año, que generarán según el programa del partido el mismo número de nuevos empleos en el sector.

Parece que 200.000 es el número mágico, el ideal de viviendas anuales que a los partidos les gustaría rehabilitar. Teniendo en cuenta que en ninguno de los programas se habla del impacto económico de esta medida, y de que en la actualidad con los fondos destinados (en la presentación del Plan Vivienda 2013-2016 la ministra Ana Pastor habló de una inversión de 3.795 millones de euros, incluyendo inversión privada) se rehabilitan unas 23.000 viviendas al año… ¿es realista este objetivo?

Más realista parece el escaso 3% de superficie rehabilitada energéticamente en los edificios públicos al que se compromete el PSOE.

Ciudadanos

El programa que presenta Ciudadanos relacionado con la energía es extenso y se dedica a explicar al detalles los principales escollos del sector en los últimos años.

Como propuestas del cambio de modelo energético de su propuesta destacan:

  • La “eliminación de trabas” al autoconsumo. Aunque el partido considera “injusto” el peaje de respaldo, no especifica si derogará el RD.
  • Es el único programa que cita la generación distribuida como opción y competencia de las Comunidades Autónomas para liberar trabas.
  • Es también el único programa que propone una medida que puede afectar bastante al experto en gestión energética, como los partners de DEXMA: la eliminación o minimización de trámites burocráticos. Ciudadanos se refiere a los trámites, informes y declaraciones tributarias que hoy en día la administración exige para proyectos de eficiencia, sin importar su magnitud. Proponen incluso un sistema de notificación online para proyectos de renovables inferiores a 10kW
  • Otro punto, aunque poco definido es el “apoyo” que prometen a la creación de empresas de servicios energéticos, agregaciones de demanda…

En cuanto a la eficiencia, el programa se divide en sectores con ideas y propuestas, pero no hay números a destacar de planes de inversión o incentivación.

Por último, Ciudadanos descarta el “apoyo” al fracking pero no c0ncreta si lo prohibiría, lo regularía…

Como resumen visual sobre qué apoya o que no apoya cada candidato, os dejo este genial gráfico elaborado por El Diario (fuente aquí).

¿Qué apoyan los candidatos del 20D en energía?

Los Temas Energéticos Que Nadie Responde

A pesar de tener unos programas electorales tan bien desarrollados como véis en lo que respecta a las medidas electorales, en las diferentes apariciones y debates que hemos visto, los candidatos han dejado bastante que desear a la hora de especificar o comentar el detalle de sus medidas energéticas.

Ha sido especialmente criticado Albert Rivera, líder de Ciudadanos, que acudió a varias apariciones reconociendo abiertamente que no conocía la propuesta de su partido sobre la central de Garoña. En medios del sector también se ha destacado que, a pesar de que su partido promete un mix 100% renovable en 2050, Rivera ha reconocido que España no puede prescindir de las nucleares.

Podemos, tras recibir fuertes críticas por las voces que se alzaban por la nacionalización de las eléctricas en el fuero interno del partido a finales de 2014, ha moderado sus mensajes, como se deduce de la lectura de su programa y en las declaraciones de los líderes de su círculo energético.

Al margen de estas intervenciones fallidas, hay temas energéticos de los que los candidatos parecen no querer hablar directamente o aclarar de forma definitiva. Les vemos incómodos cuando tratan temas como:

  • La factura eléctrica. Mientras que Ciudadanos dice que tenemos la más cara de Europa, el PP se vanagloria de haberla bajado durante su Gobierno. Lo cierto es que los ciudadanos y las empresas no la entienden, y es de hecho uno de los primeros motivos por los que los gestores energéticos o los responsables de un edificio necesitan un software de gestión energética: simplemente para entender lo que consumen y lo que gastan.
  • La verdad sobre las renovables. Todos los partidos se comprometen a apostar por más fuentes de energías renovables, pero lo cierto es que el sector sufrió un auténtico cisma tras la retirada de ayudas y subvenciones, llegando incluso al reciente drama de Abengoa, que ha demostrado que este sistema no es el adecuado.
  • La trasposición de la Directiva Europea de Eficiencia Energética. España es uno de los países en la cola del desarrollo legislativo nacional de esta Directiva, e incluso ha sido amonestada en el pasado por incumplir plazos.
  • El ATC. Sólo el PP admite que seguirá adelante con su construcción, el resto no saben, no contestan. Lo cierto es que casi cada semana leemos noticias que dejan el proyecto cada vez más en el aire.

Como experto en energía, ¿qué te parecen estas medidas y propuestas? ¿Qué echas en falta? ¿De qué deberíamos hablar en energía antes del 20D? ¿Crees que se traducirán en políticas energéticas reales?
Cómo Ser un Mejor Gestor Energético o Facility Manager Guía Grauita