Eficiencia Energética Para Directores Financieros

Eficiencia Energética para Directores Financieros

La eficiencia energética es clave para los directores financieros que no se conformen con lo que hace la media. Es una de las variables con las que puedes jugar para seguir aumentando la rentabilidad y los márgenes de la empresa de forma sostenida, gradual y con unos costes controlados.

Como Director Financiero, cada cierto tiempo llama a tu puerta el gestor energético o el responsable de mantenimiento con alguna petición del tipo… “necesitamos cambiar las máquinas de clima, son ineficientes y estamos perdiendo dinero. Tu responsabilidad es hacer a la empresa más rentable, pero, ¿sabes qué es la eficiencia energética y por qué es una buena inversión a largo plazo? 

Sigue leyendo y descúbrelo… o si eres un gestor energético, envía este post a tu responsable financiero.


Accede a la Formación

Por Qué el Director Financiero Debe Preocuparse por la Gestión de la Energía

Vuelve a la situación anterior. Cambiar las máquinas de clima… un gasto importante.

15 minutos después te llama el responsable comercial para decirte que hay oportunidad para abrir un nuevo mercado, una apuesta estratégica. Necesita 500.000€ para hacerlo. Mientras estás al teléfono, te llega un email de la responsable de marketing con el presupuesto para el último trimestre del año…

En tu posición, recibes presiones de varios departamentos de la empresa y es tu responsabilidad como responsable de finanzas elegir lo que beneficiará más a la empresa en términos financieros y también estratégicos… ¡sin presiones! ¿Verdad?

Entonces, ¿por qué debería preocuparte la gestión de vuestra energía y la eficiencia energética? ¿No es tan solo un coste más?

 

El papel de la Energía en tu Empresa

 

  • La energía es tu mayor tercer gasto.

     

La energía que posibilita tu negocio – que hace funcionar tu edificio, mantiene tus ordenadores encendidos o mueve los vehículos de la empresa – es importante, pero no es para nada gratuita. Hasta ahora, teníamos buenas noticias porque en general la caída libre el barril de petróleo había hecho bajar los precios, pero ya llevamos en España tres meses con los prcios de la energía al alza. 

Si quieres que tu empresa ahorre dinero a todos los niveles y siga siendo competitiva, no puedes permitirte no ser eficiente en este punto (la energía).

¿Sabes qué partes de la empresa consumen más energía? Es importante tener una primera imagen de costes, comparativa de tarifas y puntos de mejora para entender cuál es el verdadero potencial de ahorro energético.

 

  • Los precios de la energía son impredecibles. 

 

Aunque la liberalización de los mercados no es sinónimo de una desregulación total, lo cierto es que los precios de la energía ya son parte del mercado capitalista y foco de especulación, como tantos otros valores.

Además, como apuntábamos en el punto anterior, los precios ya no dependen de factores tan controlables como hace 20 o 30 años. Crisis geopolíticas, cambios en el comercio internacional, políticas y regulación nacional en materia energética… Hoy en día las grandes variables macroeconómicas convierten los precios de la energía en un sube y baja incontrolable.

¿Puede el director financiero recuperar algo de control? 

Sí, si te aseguras de que estás tomando buenas decisiones sobre tus proveedores energéticos y sabes que no estás pagando más de lo que deberías. Para conseguirlo necesitas comparar los diferentes proveedores y sus tarifas al detalle. Así te ahorrarás sustos o sorpresas desagradables.

 

  • La eficiencia energética NO es un coste, es una INVERSIÓN

     

Sabemos que al principio puede ser complicado de ver al principio, pero con un plan inteligente puedes reducir tus costes energéticos hasta un 30%. Con una perspectiva a largo plazo la estrategia energética puede ser una inversión más que un coste. 

Para decidir, evalúa los costes de todo el ciclo de vida del proyecto: costes operacionales, de mantenimiento y ahorros a todos los niveles.

Ten en cuenta, además, que en los proyectos de eficiencia energética no hay que esperar mucho para ver el ROI: normalmente se aprecian ahorros desde los primeros meses de trabajo. Tras el primer año de trabajo se suelen implementar mejoras de comportamiento en el lugar de trabajo que incrementan aún más los ahorros y el impacto.

Pero antes de llegar a ese punto, será necesario que tengas una perspectiva precisa de qué está ocurriendo y cómo se utiliza la energía en la empresa.

 

  • Si no eres eficiente, podrías incluso ser multado

Tras la publicación a comienzos de 2016 del RD 56/2016 muchas empresas del país se ven obligadas a presentar auditorías energéticas y contar con sistemas de gestión energética que garanticen el ahorro de energía.

¿Sabes ya si tu empresa está incluida? 

Y, además, si tu empresa no es española, no te quedes tranquilo. Este Real Decreto de Eficiencia Energética supone la adaptación de una normativa europea que, dicho sea de paso, fue mucho más restrictiva en su aplicación en otros países.

Si añades las posibles multas por incumplir la regulación (no sólo esta, también las existentes a nivel regional y local sobre medio ambiente y conservación) al hecho de que, sin un plan de eficiencia energética, no estás generando ahorros en energía, la “broma” te puede salir muy cara. 

Las 4 claves que el Director Financiero debe saber sobre Eficiencia Energética

 

1. ¿Qué es eficiencia energética?


Es utilizar menos energía para dar el mismo servicio y/o crear el mismo producto. Todos queremos ser más eficientes y evitar gastar energía, dinero y recursos escasos.

Lo que tienes que saber es que la eficiencia energética es un proceso. Implementarla en tu organización no es cosa de un día, al contrario: debería ser parte de tu núcleo estratégico de negocio. Abarca desde cambiar los hábitos de los empleados hasta realizar mejoras en tus infraestructuras. La energía necesita ser considerada a largo plazo.

El objetivo de la eficiencia energética es reducir costes, lo que provoca dos efectos inmediatos:

  1. Los ahorros generados pueden ayudar a tu desarrollo de negocio
  2. En industria, por poner un ejemplo, se puede reducir el coste de producción por unidad (es decir, que también aumenta tus márgenes) 


2. ¿Cuánto cuesta?

Basándonos en nuestra experiencia en más de 1.000 proyectos, podemos decirte que tendrás que invertir solo un 10% de todo lo que te gastas al año en energía. Basado en hechos reales. 

Para conseguir esta inversión, puedes revisar las ayudas públicas y formas de financiación alternativas que ya existen en el mercado, y que tu empresa podría recibir. Financiar un proyecto de eficiencia energética no es tan complejo como puede parecerte.


3. ¿Cuánto voy a ahorrar?


Esta es la pregunta del millón, y muchas empresas te van a decir algo como “entre el 10% y el 30%”. Nosotros odiamos esa respuesta, y por eso creamos nuestro Energy Grader. 

El Energy Grader te va a dar la respuesta precisa y concreta a esta pregunta. Te damos tu potencial de ahorro en porcentaje, sí, pero también en euros, en dinero contante y sonante.

Sigue leyendo, te explicaré como conseguir un informe detallado y personalizado para tu empresa y tu consumo energético actual.

 

Eficiencia Energética: Un Proceso de 4 Pasos

 

Un proyecto de eficiencia energética tiene normalmente 4 pasos: detectar, monitorizar, analizar y controlar.

Necesitas empezar entendiendo dónde estás ahora, es decir, tu consumo energético actual y tus costes. A dónde quieres llegar (pronósticos y objetivos) y cómo vas a llegar (el presupuesto y las herramientas necesarias).

  1. El potencial de ahorro energético se puede calcular con herramientas automatizadas, sin perder tiempo. Por ejemplo, con nuestro Energy Grader.
  2. En el segundo paso, necesitarás datos esto supone monitorear el uso de la energía.
  3. Después, te interesará tener una vista detallada de qué está ocurriendo, esto se puede hacer con informes personalizados.
  4. Y, por último, se crea un plan de acciones con actuaciones específicas para reducir el consumo de energía, en toda la empresa.

 

Lo que el Director Financiero debe Hacer en cada Paso del Proceso:

 

Paso 1: Detectar

 

En este punto, necesitas tener una visión clara de lo que el proyecto de gestión energética va a suponer. 

Por lo tanto, pídele al gestor energético que te de:

  • Una descripción detallada de los problemas actuales
  • Un prespuesto preciso de dónde hay que invertir y por qué
  • Un informe completo, preciso y personalizado con tu potencial de ahorro y una comparativa de tus precios de energía frente a tu sector y mercado.

Para cumplir con el último punto, puedes aprovechar herramientas que, gracias a las tecnologías Big Data, hacen el trabajo sucio por ti y por tu gestor energético. El Energy Grader es una de ellas, fácil de utilizar y rápida.

Simplemente, accede a nuestra página de la herramienta: energygrader.net

Completa los datos y sube tus facturas de electricidad en PDF.

En menos de 72 horas, te enviamos un informe personalizado, creado por nuestra tecnología de análisis y revisado por un experto en ahorro energético. El informe será parecido a este:

 

Eficiencia Energética para Director Financiero

 

Con este tipo de informe, ya sí que tienes esa “foto” al detalle en la que detectar todas las implicaciones de tu plan de eficiencia energética. 


Step 2: Monitorizar


En este punto, como Director Financiero, necesitas asegurarte de que tienes una idea MUY clara de las mejoras que el gestor energético va a poner en marcha, a medir y a seguir. 

Este paso supone la instalación de hardware para medir el uso energético de la empresa y las condiciones del edificio. Este paso supone la mayor parte de la inversión del proyecto de eficiencia energética en el primer año.

El hardware no es barato, no podemos negarlo. Pero es una inversión que harás una vez en la vida (o casi, los equipos cada vez son más resistentes).

Es imprescindible instalar dispositivos de medición para tener datos que analizar.


Step 3: Analizar


El proyecto está en marcha. Ahora necesitas que tu gestor energético te explique, como director financiero:  

  • ¿Dónde y cómo se van a generar los mayores ahorros? 
  • ¿Cómo se va a impactar a otras áreas de la empresa? Por ejemplo, ¿hace falta invertir en formación a los trabajadores?


Step 4: Control


El último paso del proceso es la fase de control. Una vez que las iniciativas de ahorro energético están en marcha, solicita ser informado de forma regular de cuáles son los avances del proceso. De nuevo: tienes que basarte en datos precisos. 

De esta manera, puedes realizar un seguimiento en números, en €, de los ahorros generados y detectar al minuto cualquier desviación con respecto a los objetivos. Solicita a tu gestor energético que te informe de cualquier evento o variable que esté afectando a los planes creados.

Si tu equipo de gestión energética no dispone de una plataforma que facilite el trabajo y la creación este tipo de informes, deberéis evaluar nuevas herramientas que incluyan Medida y Verificación. 

Medida y Verificación (M&V) significa que podrás comprobar el avance del proyecto de ahorro energético: 

  • Progreso por proyecto
  • Resultados frente a objetivos
  • Ahorros verificados (es decir, comprobados) 


Eficiencia es hacer las cosas bien, efectividad, hacer lo que es más óptimo

Tweet: Eficiencia es hacer las cosas bien, efectividad es hacer lo que es más óptimo via @DEXMA_ES
Cada organización necesita ser la mejor en eficiencia energética. Además de la responsabilidad ambiental y del cumplimiento de la legislación, hay ahorros reales que deben conseguirse. 

En función de tus niveles actuales de eficiencia, puedes descubrir ahorros inmediatos que podrías haber pasado por alto.

Por supuesto, seguirás teniendo que luchar entre muchas peticiones de presupuesto: nunca llueve a gusto de todos. Pero la próxima vez que te hablen de eficiencia energética, considera cómo las decisiones en este terreno pueden afectar a la empresa, y busca la información e informes necesarios hasta que puedas tomar una decisión informada.
Accede a la Formación