pobreza-energetica-banc-energia

DEXMA Colabora con el Banco de Energía

¿Conoces los bancos de tiempo o el banco de alimentos? Existe un concepto similar en nuestro mundo de  la energía, una idea pionera que ha nacido cerca de ti, en Barcelona, el Banco de Energía, y ¡queremos que lo conozcas!

Y la verdad, es que se me ocurren pocas mejores maneras de terminar la semana y empezar un nuevo mes que compartiendo con todos nuestros lectores esta iniciativa solidaria.

Para nosotros es un orgullo poder compartirla, no porque estemos colaborando en ella, sino porque es fruto de la iniciativa de uno de nuestros partners, Tarpuna.

Desde aquí, todo el equipo de DEXMA queremos daros la enhorabuena por la iniciativa, y desear una larga vida al Banc D’Energia.

O mejor, no tan larga: la justa y suficiente para que podamos eliminar entre todos y de una vez por todas la lacra de la pobreza energética en España 😉

La Realidad de la Pobreza Energética en España

 

El pasado mes de abril la Asociación de Ciencias Ambientales de España lanzaba su último estudio sobre la pobreza energética en nuestro país, y las cifras no resultaban nada agradables.

7 millones de ciudadanos tienen problemas para pagar sus facturas energéticas y la pobreza energética está causando unas 7.000 muertes cada año.

Y es que este informe pone de manifiesto que la pobreza energética es mucho más que no poder darse una ducha caliente o comer comida caliente: es un verdadero problema de salud pública.

Si no estás de acuerdo, piensa en las cifras del estudio de la Organización Mundial de la Salud de 2011, en el que se afirmó que en Europa, el 30% del aumento de la mortalidad durante el invierno se podía ver relacionado con la falta de una climatización adecuada. 

Estamos hablando de que, aplicando ese porcentaje a España, pueden morir 7.000 personas cada invierno. Si lo comparas con las víctimas de accidentes de tráfico, por ejemplo, en 2012, que fueron 1.129, se puede comprobar la magnitud de este problema.

A pesar de las iniciativas e intentos de las autoridades, a la vista de los datos de la ACA, queda muy claro que aún no se ha llegado a una solución. Y mucho menos, a mitigar el problema.

¿Qué se puede hacer para hacer frente a la pobreza energética?

 

Al margen de esas propuestas gubernamentales, como el bono social o las ayudas de renta a los hogares, hay margen de actuación. Y es que, en cierto modo, podemos aplicar frente a la pobreza energética la lógica que muchos aplicáis frente a cada proyecto de eficiencia energética. 

¿Cómo puedo disminuir mi coste de energía? Hay dos maneras, ya las sabéis:

 

Pobreza Energética: Reducir Coste Energía

El precio de la energía se divide en dos variables: el precio y el consumo. Si reducimos el precio y se mantiene el consumo, el coste bajará algo. Si reducimos el consumo y mantenemos el precio, el efecto puede ser parecido. ¿Lo ideal? ¡Actuar sobre las dos variables: precio y consumo.

 

En los hogares, por lo tanto, también es posible actuar sobre la empresa con la que tenemos contratada la energía, aunque hay que admitir que el margen de mejora puede ser bastante menor que en proyectos industriales o corporativos, donde se puede jugar más con las tarifas.

Hay también que entender que una familia no es una empresa, y no siempre tiene las palancas que tiene una organización para generar más ingresos ni la fuerza que puede tener una gran empresa frente a la comercializadora para negociar.

Pero, aún así, el mensaje a transmitir es que hay posibilidades para jugar con esa variable.

Y, por supuesto, está la segunda manera de bajar nuestra factura, que es la de la eficiencia energética. Y aquí es donde los hogares españoles realmente tienen muchísimo margen de mejora.

¿Qué es el Banco de Energía / Banc d’Energia?

 

Y es justo ahí donde se centra la acción del Banco de Energía, la de la promoción del ahorro energético.

La propuesta del Banco de Energía es muy sencilla, pero no por ello deja de ser novedosa. El Banco de Energía funciona de una forma muy similar a los bancos de tiempo o bancos de alimentos.

Pero, por supuesto, el objetivo es diferente. El Banco de Energía ha sido fundado por Tarpuna, empresa experta en gestión energética y ya colaboran en él la Generalitat de Cataluña, la Diputación de Barcelona o la Obra Social La Caixa.

Estas entidades y una larga lista más, completadas por empresas, asociaciones, grupos de influencia… (puedes verlas todas aquí) colaboran con el banco para mitigar, trabajando a nivel local, los efectos de la pobreza energética.

Sí, esos efectos que has leído antes, y que van desde el hecho de que una familia no pueda calentar su comida en invierno hasta que la gente pueda morir asfixiada por la mala combustión de estufas anticuadas o peligrosas.

Lo original del Banco de Energía es que las donaciones, aportes y colaboraciones no se destinan, en ningún caso, a pagar facturas ni a sustituir este tipo de ayuda de emergencia, que gestionan las entidades locales.

En el caso del Banco de Energía, la ayuda se centra en promover el ahorro energético. ¿Cómo lo hacen? No te pienses que se quedan en la teoría.

El Banco nació y sigue trabajando con un enfoque muy práctico. El Banc D’Energia promueve un trabajo de intervención práctica, llamado acompañamiento energético. 

Este acompañamiento supone visitar a las familias para descubrir los puntos de mejora de la eficiencia energética en el hogar. Tras este primer paso, se ponen en marcha medidas de ahorro, en especial esas que las familias puedan ver reflejadas de forma más inmediata en su factura, como por ejemplo:

  • Renovación de luces por tecnologías más eficiencias y de ahorro
  • Instalación de regletas de enchufes desconectables
  • Instalación de elementos básicos de aislamiento en ventanas 

Y así, se sigue un programa continuo y progresivo de mejora energética con el que las familias pueden ahorrar, pero también tener mayor conciencia de su consumo y mejorar su calidad de vida sin pagar más a cambio.

¿Cómo colaboraremos desde DEXMA?

DEXMA se ha unido al Banc de’Energia como empresa de apoyo, ya que queremos acompañar a esta iniciativa en su camino de futuro.

La primera manera en la que lo haremos es esta, la de informarte a ti, miembro de nuestra comunidad, de la existencia del Banco de Energía.

¿Te gustaría colaborar? Puedes hacer una donación personal a la entidad, pero quizá la forma más interesante de colaborar sea la que el Banco de Energía ofrece a las empresas. Y no hace falta ser una gran empresa para beneficiarse de esta opción 😉

Las empresas y comercios podéis uniros como “amigos” del Banc d’Energia. Se puede realizar un donativo como aportación, pero también ayudar con la difusión, la oferta de tus servicios de forma desinteresada, descuentos, material…

Lo mejor del Banco de Energía es su propuesta de ayuda a que cada empresa y cada comercio puedan interiorizar el lema, “ahorrar para compartir” que la entidad nos propone. El Banc d’Energia se esforzará por ayudarte a promover internamente medidas de ahorro energético en la empresa y de ayudarte a colaborar en actividades fuera de ella que puedan ayudaros a ahorrar en energía.

Así, la empresa recibe una “clasificación” en base a su colaboración con el banco, pero también a su participación en el ahorro solidario.

De momento, el ámbito de actuación del Banc d’Energia se limita a Cataluña, pero… ¡no nos ponemos límites!

Desde DEXMA, además de nuestro trabajo conjunto de impulso al proyecto, compartiremos en las próximas semanas artículos sobre la pobreza energética, las certificaciones energéticas, consejos para maximizar el ahorro a través de la renovación de edificios y hogares…

¿Quieres ser el primero en recibir estos consejos en tu bandeja de entrada? Suscríbete ya mismo al blog: