Convencer al CFO

5 maneras de hacer la Gestión Energética atractiva a tu CFO

En el campo de batalla que es la planificación de recursos de la empresa, convencer al CFO o director financiero para que capte el valor de la gestión energética no es tarea fácil. Cuando se presenta como una inversión para la reducción de costes, la respuesta más común es la de “tal vez en otro momento” o “hay otras prioridades en este momento”. Siempre habrá otros proyectos con mayor prioridad para la compañía. Arrojar luz sobre la importancia que la gestión energética realmente tiene, es cuestión de entender y de presentar los beneficios que le suceden.

Como gestor energético o de instalaciones es posible que entiendas lo beneficiosas que son las acciones de eficiencia energética tanto para el resultado final de la compañía como para su imagen corporativa. Tu director financiero por el contrario, puede que considere los costes de energía como fijos y simplemente asuma que no hay mucho que hacer con ellos. Lo que el departamento de finanzas puede no estar teniendo en cuenta es el hecho de que los precios de la energía están aumentando, y si no se controla, el consumo de energía no disminuirá. Por otra parte, podrían no ser conscientes de las regulaciones que limitan las emisiones de carbono. De ser omitidas, estas pueden resultar en sanciones no tan triviales.

Una encuesta realizada por Aberdeen Group en 2014 encontró que los retos más comunes al justificar las iniciativas de gestión energética son:

  • Medir el retorno de la inversión (ROI) de la iniciativa,
  • Competir con otros proyectos por recursos,
  • Conseguir que empleados de nivel operacional apoyen el proyecto,
  • Obtener la aprobación de la alta gerencia.

Hemos preparado esta guía para ayudarte a superar estos retos y conseguir el apoyo de tu director financiero.

 

1. La visibilidad es tu mejor arma

Las mejoras energéticas ya son suficientemente complejas como para llevarlas a cabo sin una herramienta de monitoreo adecuada. Al emprender proyectos de eficiencia energética, te resultará muy útil disponer de los instrumentos adecuados para ver por dónde es el camino. Los software de gestión energética te permiten visualizar los datos de energía en tiempo real, así como medir y verificar los resultados de las mejoras. Esta herramienta te pondrá al mando al reunirte con tu director financiero, ya que serás capaz de mostrar tus resultados y traducir el ahorro de energía en ahorro financiero. El software de DEXMA, DEXCell Energy Manager, permite normalizar las variables que afectan al consumo, obtener una visión clara de tus datos de energía en sus cuadros de mando personalizables y recibir informes automáticos, entre muchos más recursos. Contar con un instrumento tan poderoso que respalde tus medidas de eficiencia energética te pondrá en ventaja frente a los proyectos de otros colegas que apuntan a un pedazo de ese presupuesto.

2. “Show me the money!”: Deja que los números cautiven

Para que tu mensaje llegue al director financiero se necesita más que razonamiento. Él o ella sólo empezará a escuchar tan pronto como menciones números y ratios. El cálculo del ROI no es sólo el punto de partida, si no también la parte más crítica de la negociación. Este debe ser menor de 2 años o, incluso mejor, inferior a uno. Esto es importante para que tu propuesta permanezca siendo atractiva y encabece la lista de proyectos factibles. Podrías comenzar con pequeños proyectos de eficiencia energética para garantizar este corto período de retorno. De esta manera podrás abrir los ojos de tu director financiero a los grandes resultados de este tipo de medidas. Una vez que tengas la atención del CFO, podrás aumentar el alcance de tus proyectos.

Es importante que tu director financiero entienda que la gestión energética es una inversión y no un coste en sí misma. Como dijo Henry Ford,

“Si necesitas una máquina y no la compras, al final comprobarás que es como si hubieras pagado por ella y ni siquiera la tienes”.

Lo mismo ocurre con la eficiencia energética. Si no empiezas a tomar medidas para reducir el desperdicio de energía, a la larga, comprobarás que pagaste por la gestión energética pero sigues desperdiciando energía y dinero.

3. Recurre a las emociones

La gestión energética no sólo se trata de ahorro financiero. Una vez que tu director financiero esté realmente escuchando, demuestra que ésta implica muchos más beneficios para toda la organización. Los datos concretos con implicaciones significativas tendrán mayor impacto sobre tu director financiero. Comunicarle la cadena de recompensas que surgen de las medidas de eficiencia agregará atractivo a tu mensaje.

Haz hincapié en que la adquisición de eficiencia energética ayuda a mejorar la productividad de las operaciones, reducir las emisiones de carbono y ganar competitividad. La diferenciación siendo el resultado final de estos esfuerzos de sostenibilidad. Hazles saber cuánto ayudarán al medio ambiente aquellas acciones encaminadas a reducir costes. Así mismo, que se den cuenta cómo el reducir el desperdicio de energía ayudará a su imagen corporativa. En resumen, dales más razones para creer en tu proyecto.

4. Presenta informes periódicos

Además de querer saber cuánto tiempo se necesitará para recuperar la inversión, el CFO querrá ver el ahorro de energía cuantificado y representado en términos monetarios. Probablemente te pedirá informes periódicos sobre las mejoras realizadas y los ahorros conseguidos. Descubre los informes personalizados ofrecidos por DEXMA. Con éstos, podrás comunicar los resultados en un formato cómodo y fácil de entender.

5. Necesitas respaldo? Convencer al CFO con casos de éxito

Consigue ejemplos de otras empresas en tu sector y muestra a tu director financiero cómo han triunfado ellos en la aplicación de medidas de gestión energética. Explica brevemente cuál era su caso y presenta las acciones que tomaron junto con los ahorros que lograron y su periodo de recuperación de la inversión. Esto le dará una idea de algunos de los grandes resultados de los que será testigo después de dar su decisivo ¡SÍ!

Descárgate el caso de éxito de Privalia para saber cómo consiguieron ahorros consolidados del 26% en el consumo energético de sus oficinas:


New Call-to-action