Reducir el Consumo Energético en Hoteles

Cómo Optimizar el Consumo Energético en Hoteles

¿Sabías que el 60% de la huella de carbono de tu hotel procede del consumo energético? Tu energía no solo afecta al medio ambiente, sino también a tus resultados. Puede consumir entre el 6% y el 10% de tus beneficios. Sí, quizá no es el mayor de tus costes operativos, pero es uno que, si no controlas, crece rápidamente. Es fácil gestionar el consumo energético en hoteles. Y, ¿qué director no querría pagar menos en su próxima factura?

Como muchos de los negocios del sector terciario, la industria del turismo vive una transformación sin precedentes. Digital y más sostenible. Los consumidores quieren cada vez hoteles más ecológicos. Una encuesta reciente de E.ON a 2.000 huéspedes alojados en hoteles afirmaba que el 50% preferían alojarse en establecimientos sostenibles. Y, sin embargo, todos ellos admitían que en un hotel gastan más energía que nunca.

¿Es posible alinear dos deseos tan opuestos? La clave, como siempre, está en los datos. La clave pude esconderse en un análisis energético que nos de la respuesta a ambos puntos.

¿Cómo es el consumo energético en hoteles?

Normalmente, la energía es el 10% del coste operativo del hotel, y supone el 60% de la huella de carbono de tu establecimiento.

Para darte una idea general de cómo es el consumo energético en hoteles, veamos un ejemplo típico de una instalación con un consumo de 151 kWh por metro cuadrado anualmente.

La primera conclusión, claramente visible es que los pequeños consumos suman grandes cifras. Usos varios como la calefacción, el agua caliente y otros consumen casi la mitad de la energía de tu hotel. Le siguen de cerca el equipo de las oficinas, la ventilación y la iluminación:

Distribución del Consumo Energético en Hoteles

3 Pasos para Optimizar el Consumo Energético en Hoteles

Por supuesto, no hay dos hoteles iguales. Desde establecimientos de lujo a resorts “todo incluido” pasando por casas rurales: cada edificio requiere unas medidas diferentes. Antes de llevarlas a cabo, sí que hay algunos pasos que puedes aplicar, de forma genérica a tu hotel, sea cual sea su tipología.

1. Descubre si pagas demasiado por tu energía

Una auditoría energética presencial puede ser demasiado lenta para un gran hotel que quiera estar a punto y ahorrar energía en temporada alta. O demasiado cara para una casa rural con seis habitaciones.

hotel energy management Por eso existen las auditorías energéticas virtuales, como el Energy Grader. Es una herramienta online y gratuita que puedes utilizar hoy mismo para descubrir si estás pagando demasiado por tu energía.

Completa tus datos en el cuestionario online del Energy Grader y compararemos de manera anónima el comportamiento de tu hotel con miles de referencias de tu sector (y tu zona geográfica).

Después de hacer unos cientos de Energy Graders nuestro equipo de producto ha descubierto que los hoteles pueden ahorrar, de media, un 40% en su consumo eléctrico. Si, ¡solo en electricidad! Imagínate lo que podrás hacer si ahorras también en gas o energía térmica, otros dos grandes vampiros energéticos de los hoteles.

Si quieres recibir tu Energy Grader personalizado, empieza ahora:



Crea tu Informe de Ahorro Gratis

2. 10 Formas de Atajar el Problema

Con tu Energy Grader en la mano, es el mejor momento para empezar a tomar medidas de bajo coste que impulsen el ahorro energético.

  • Observa qué luces permanecen encendidas durante el día y prueba cuáles podrías apagar sin reducir la estética y confort. Intenta reducir el uso de luz artificial un 30% a favor de la luz natural. 
  • Reserva las habitaciones de manera agrupada, y preferentemente empezando desde los pisos inferiores. Las habitaciones de las esquinas y los pisos superiores tienen una demanda energética superior. Intenta reservarlas las últimas. 
  • Durante el invierno, reserva más habitaciones en el lado donde dé el sol. Esto puede reducir las necesidades de calefacción. Y haz lo contrario en verano. 
  • Intenta no encender los sistemas de calefacción y aire acondicionado al mismo tiempo. Es un error demasiado frecuente en hoteles. Cuando la temperatura externa alcance los 21°C, apaga la calefacción. No utilices el aire acondicionado hasta que la temperatura externa suba de 23-24°C.
  • Evita el sobrecalefactado en zonas con baja circulación. A última hora de la noche el recibidor no tiene por qué estar completamente iluminado, o al menos no tanto como en las horas punta de actividad. Lo mismo puedes utilizar en zonas de circulación de personal, cocinas, lavandería…

Gestión Energética en Hoteles: Temperatura Eficiente en Función del Tipo de Habitación:

  • Consumo Energético en Hoteles: TemperaturasAdemás de reducir la temperatura ambiente, puedes bajar la temperatura del agua utilizada en las lavanderías. Con 60°C se mantienen el confort y la higiene necesarias para matar la bacteria de la legionela. 
  • Prepara al personal de cocina para que reduzcan el tiempo de precalentamiento a 15 minutos antes de que se vaya a utilizar la plancha u horno. Esto puede ahorrar hasta el 60% del consumo energético de la cocina.
  • Intenta cubrir la piscina cuando no se utilice. Esto reduce la pérdida por evaporación entre el 50% y el 70%. También reduce el agua “extra” necesaria para los tratamientos químicos.
  • Apaga las saunas y salas de vapor cuando no se utilicen. La mejor forma de hacerloe s con un temporizador
  • Invita a los huéspedes y al personal a que te indiquen áreas con calor, frío, secas… ¡y resuelve estas incidencias! Es una gran oportunidad de ofrecer un gran servicio a tus huéspedes y ahorrar energía al mismo tiempo.

3. Consideraciones para remodelar el hotel

Remodelar el hotel es siempre una opción para ahorrar energía. Aunque no es la más económica, desde luego. Puede ayudar a ahorrar entre el 10% y el 15% en energía, y las obras se pueden realizar sin necesidad de molestar a los huéspedes. 

Si quieres ir aún más lejos para tener un hotel eco, es interesante considerar una remodelación completa. En especial, para hoteles antiguos. Hay dos tecnologías que debes considerar:

  • Iluminación eficiente. Debe ser utilizada siempre que sea posible.  Cambia las lámparas de tungsteno GLS y fluorescentes T12 por T5 o LEDs. Esto puede reducir el consumo energético hasta un 80%. Además, ahorrarás más porque las bombillas eficientes tienen una vida útil hasta 8 veces más larga y producen menos calor, requiriendo menos refrigeración.
  • Combinar calor y generación (CHP) la generación simultánea de calor y energía con una única fuente, a ser posible en el propio hotel o cerca. El calor se recupera en el propio hotel y se puede utilizar para calentar habitaciones, en la lavandería, para las duchas o esterilizar equipos. Es una gran elección para conseguir un hotel eficiente.

Quizá estés pensando en renovar al 100% tu hotel, este caso de éxito de un hotel con certificado BREEAM en Reino Unido podría inspirarte.




¡Clic y reserva tu plaza gratis!