Ahorro Energético en Supermercados

Las 5 Soluciones de Ahorro Energético en Supermercados Más Innovadoras

En nuestro segundo artículo de foco sectorial, revisamos soluciones de ahorro energético en supermercados. Las navidades ya están aquí, y para los responsables de este tipo de edificio, las cosas ya están de por sí bastante liadas. Con las prisas, el consumidor deja los frigoríficos abiertos, se sube al máximo la calefacción para que les de la bienvenida una ola de calor y aumentan las horas de apertura.

Pero toda esta locura podría trabajar a tu favor. Incluso, podríamos decir, este es el MEJOR momento para ahorrar energía (y, por lo tanto dinero). No tienes que creerte mi palabra. Energy Star  estima que por cada euro que se ahorra en gastos de energía, se pueden conseguir 59€ en ventas. ¿Es el milagro de la navidad?

Es posible gracias a soluciones de ahorro energético innovadoras y hoy revisamos nuestro top 5. 

La Super Oportunidad de Ahorrar Energía

Del total del coste operacional de un supermercado (incluyendo publicidad, salarios de los empleados…) la energía está entre el 10% y el 15%. Un coste bastante alto en un sector en el que los márgenes son bajos. En los supermercados de tamaño medio en EEUU (unos 4.650m2) esto se traduce en un coste energético medio anual de 200.000€ según la investigación de Navigant. (Y no hablemos de la emisión de  1,900 toneladas de CO2 que supone verter a la atmósfera. 

Por lo tanto, aprovechar la oportunidad de ahorrar energía en supermercados es una buena práctica a nivel financiero. Pero antes de revisar esas soluciones, veamos cómo consumen energía los supermercados, con un sencillo reparto de costes:

energy consumption supermarket

 

Sin duda ninguna, la refrigeración es el mayor vampiro energético en los supermercados. Se lleva hasta la mitad del consumo energético, seguido por la iluminación. Combinados, son casi el 80% del consumo de energía de un supermercado. Pero, repite conmigo: esto es algo bueno. 

¿Por qué? Porque los sistemas de refrigerados y luz tienden a ser los lugares más sencillos (y baratos) en los que implementar medidas de eficiencia energética. Generan resultados de forma rápida. Si tenemos en cuenta que los márgenes de un supermercado están de media en el 1%, reducir el coste energético puede aumentar el margen hasta en un 16%. ¡Bravo!

No hay una solución que sirva para todos los supermercados del mundo, pero hay algunas bastante innovadoras y nuevas tecnologías que pueden reducir significativamente el consumo energético en supermercados. Aquí están nuestras 5 favoritas:

1. Un Fórmula 1 para el pasillo 4

Los investigadores de la firma de ingeniería de Fórmula 1 Williams Advanced Engineering de Reino Unido han desarrollado una superficie que ahorra energía y que se instala en la parte frontal de los frigoríficos abiertos. Básicamente, es una superficie similar a la que tiene los aviones, que les permite volar y ayuda a mejorar la aerodinámica de los bordes más acusados. En el supermercado, actúan como barreras que empujan el aire frío hacia dentro de los frigoríficos, y así, no se escapa y no se mezcla con el aire caliente de la tienda.

Los frigoríficos abiertos consumen 1,3 veces más energía que los frigoríficos con puertas.  Utilizar estas barreras podría ayudar a que los supermercados ahorren un 25% de su energía, o incluso más. El dispositivo está en pruebas en Reino Unido y algunas cadenas de supermercados europeas, como Sainbury’s, y se espera que lleguen al mercado estadounidense en marzo. Marzo será un mes importante para EEUU, ya que se espera que lleguen normativas más estrictas en cuanto a la refrigueración en supermercados. 

2. Un Powerwall para Refrigeración

Otro gadget de ahorro energético en supermercados bastante novedoso es la batería de refrigeración de Axiom Exergy. Al igual que el  famoso Powerwall de Elon Musk (Tesla) la batería funciona en base a tecnologías de demand response. Por ejemplo, almacenando energía cuando es más barato consumirla (fuera de las horas pico) para suavizar la curva de demanda: 

energy saving solutions for supermarkets

La diferencia con la batería de Tesla es que utiliza agua en lugar de litio para hacer su magia. Esto supone reducir, al menos, un 20% la factura eléctrica de los supermercados. Además, puede funcionar como generador de emergencia. ¿Lo mejor? Que no hay que alterar la programación o hacer reformas físicas en el sistema de refrigerado. 

3. Remolacha en lugar de HFC

No es de extrañar que, si la refrigeración es la mitad del consumo energético dentro del supermercado, destaquemos hasta 3 nuevas tecnologías que ayudan a ahorrar energía en este punto. La tercera es un ejemplo perfecto de cómo funciona la economía circular.

Según el diario  The Guardian, 200 supermercados Sainsbury’s están probando un piloto de refrigeración natural hecha a partir del procesado de desechos de remolacha azucarera. El refrigerante CO2 natural se llama eCOc y es tan potente que supera a los HFC a nivel de eficiencia energética. Además, tiene potencial de calentamiento muy por debajo del R404A, el refrigerante sintético utilizado por la mayoría de los supermercados de todo el mundo. 

Pero antes de dar el paso e implementar estas tecnologías tan innovadoras, te ayudará tener algún tipo de guía o plan. Algo que puedes conseguir con una auditoría energética y un plan de gestión energética.

 

4. Auditoría Energética Virtual

Las auditorías energéticas pueden ser caras cuando se hacen sobre el terreno, y con un margen del 1%, muchos supermercados no tienen precisamente el potencial para invertir en ellas. En especial, al empezar su plan de eficiencia energética. 

En DEXMA hemos desarrollado una tecnología online que permite hacer auditorías energéticas virtuales. De forma gratuita y rápida (en 48 horas). El Energy Grader tiene por detrás un potente motor Big Data que compara tus supermercados frente a miles de referencias del sector.

De esta manera, puedes subir las facturas eléctricas de cada supermercado y obtener un informe gratuito sobre su potencial de ahorro energético. Incluimos una comparativa de precios eléctricos para que puedas ver lo que pagan otros supermercados por su electricidad.

Con los datos del Energy Grader que ya hemos enviado a cientos de superficies de alimentación, hemos visto que el potencial medio de ahorro energético en supermercados es del 26%. Solo en electricidad (imagina qué pasaría si también ahorras en gas y energía térmica).

Un ejemplo del Energy Grader es un supermercado de 7.500m2 en Francia que podría llegar a ahorrar hasta ¡95.000€ al año! En otra cadena de supermercados africana hemos detectado un ahorro del 21%, lo que les supondría ahorrar 40.000€ por superficie al año.

¿Estás hambriento por ahorrar energía en tu supermercado? Empieza con un informe personalizado del Energy Grader hoy mismo:

New Call-to-action


5. Sistemas de Gestión Energética para Supermercados

Una vez conozcas tu potencial de ahorro energético, es el momento de hacer realidad tu plan de eficiencia energética. Puedes empezar por encontrar una empresa de servicios energéticos que haga una auditoría en detalle y cree la estrategia óptima para ti.

Los supermercados Berriak trabajaron con GESE Servicios Energéticos para conseguir ahorrar 20.000€ al año en su energía. Para descubrir cómo bajaron su consumo energético un 37% descárgate gratis el caso de estudio aquí.

Si eres el gestor energético de una pequeña cadena de supermercados, como Catania Più, en Italia, puedes considerar implementar tu propio sistema de gestión energética para gestionar tu proyecto de ahorro de energía. En el caso de Catania Più,  su consumo energético bajó un 18% en el primer año, ahorrando un total de 12.500€.

¿Tienes curiosidad por ver cómo es un buen software de gestión energética para supermercados? Pruébalo tú mismo:


New Call-to-action